viernes, 10 de julio de 2015

El cura habla largo; pero urgente



-"El cura habla largo, parece no?"- comentó a los 30 minutos de su intervención de más de 50- con esa sonrisa de humor al vuelo arrancando carcajadas de quienes lo escuchaban admirados, atentos y entusiasmados en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares organizado en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el día jueves 9 de Julio, con motivo de su visita.

 No, de ninguna manera el Papa Francisco  está dispuesto a canjear su humor y carisma sociable y lleno de calidad y calidez a flor de piel por la solemnidad fría y distanciada de la gente y menos cuando el mundo joven, los descartados y periféricos existenciales lo escuchan y se identifican con él por ese don de elevarse hasta el máximo alzado por sus palabras profundamente snesibles pero extrarodinariamente bien pensadas (sentimiento, razón, con-ciencia) 

Las reformas en casa para tener autoridad en la casa común,"Sean pastores, no capataces" le ha dicho a su iglesia y además a nombre de ella ha pedido perdón por los crímenes contra los pueblos durante la conquista de américa; pero también ha pedido de manera humilde se reconozca que a lo largo de la historia y aún hoy, hay sacerdotes y monjitas que han sido asesinados por profesar la fe cristiana y ponerse al lado de la justicia y de los pobres.

Francisco ha  promovido procesos públicos contra administradores del banco del Vaticano, pedeastras y ostentosos demostrando así que la iglesia es humana y tocable. Algunos analistas comentaban que si de Benedicto XVI se decía que estaba rodeado de lobos; de Francisco se dice que lo rodea la soledad. 

En todo caso, si esa suposición es cierta; no hace falta ser "iluminati" para ver que la iglesia ha salido de su letargo y las ciudades, el campo y los templos rebasan de multitudes humanas cuando Francisco llega tan sencillo como el pueblo.

En la tercera fumata, cuando nadie esperaba aún que hubieran acuerdos de quién iba a suceder al papa Benedicto XVI, el cardenal Jean-Louis Tauran anunció el nombre del sucesor de Pedro: "os anuncio un gran gozo, Habemus Papam: El Eminentisimo y Reverendidimo Señor Mario Bergoglio, Cardenal de la Santa Iglesia Romana, quien ha tomado el nombre de Francisco. El 13 de marzo del año 2013, a las 20:15 de esa misma noche apareció en el mítico balcón el Papa Francisco. La iglesia católica después de 1.300 años sería conducida por un hombre no europeo. 

Todos los pueblos del sur manifestaron su regocijo porque un Papa de américa iba a ocupar el liderazgo de una iglesia descreida por los jóvenes (a quienes ha invitado a ser rebeldes, servir y no tener miedo) y cuestionada moralmente por no estar junto al Cristo Pobre. El Papa que decidió no vivir en el Vaticano,   no usar los zapatos rojos de gamuza ni el lujoso anillo papal y para andar se compro una vieja "renoleta"; está conquistando el corazón de la Patria Grande y del mundo, centrando su mensaje en lo social, los pobres  y periféricos existenciales y la casa común y alertando respecto al gran peligro de que el hombre termine tristemente individualista, solo y avaro por la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada.





Sus críticas al lujo de la iglesia llevaron a suspender temporalmente al "obispo despilfarrador", el alemán Franz-Peter Tebartz-Van Elst.

Otro de los temas polémicos ha sido su defensa de la familia como núcleo fundamental de la sociedad pero al mismo tiempo su abierta consideración respecto a matrimonios plagados de violencia que no deben mantenerse. También paralizó a más de un conservador con su pregunta:  "¿Quién soy yo para juzgar a un gay?" aclarando que el catecismo de la iglesia señala que no hay que marginar. El Papa está reformando su iglesia y poniéndole la base social que había perdido al plantear una iglesia pobre para los pobres que no se queda encerrada en ella misma y que tenga la fuerza para irradiar los cambios que el mundo clama.

"El gran riesgo del mundo actual con su abrumadora y múltiple oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, y no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmos por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Esa no es la opción de una vida digna, plena..." (párrafo de el Evangelli Gaudium)



Un hombre identificado con el derecho urgente de la vida que clama protección a través de cambios reales mas que de leyes que se quedan en el papel y resoluciones de grandes cumbres sin soluciones, un pastor católico plenamente consciente de los tiempos para nacer y para morir, para sembrar y para cosechar, tiempos para gobernar y dejar que otros gobiernen, tiempos de los "descartados" y las 3 T: Tierra, techo y trabajo.

 Francisco conoce la pobreza  de corazón y la miseria humana que es responsable de la pobreza integral global que padecen "los descartados". Pero a su vez admira y destaca a los que hacen revolución de cambio en su corazón y anima a desarollar  virtudes y potencialidades de quienes luchan por conservar la casa (familia, valores, dignidad, ) que nos contiene y une .

 La urgencia del Papa Francisco es por una justicia real que no espera, es por un proceso de cambios reales y no de membrete. Se siente en su voz serena pero decidida, firme y rotunda la necesidad de no morirnos en los procesos ni desviarlos hacia el sistema criminal que "nos está dejando una tercera guerra mundial en cuotas" y propone una ecología humana (parte de  la integral) como una relación de vida del ser humano como ley moral escrita en su propia naturaleza, para poder crear un ambiente mas digno. 

Y para bajar el tono partidista político de quienes toman la voz de los descartados para afianzarse en el poder, asegura que el cambio no llega porque se impuso tal o cual opción política, o tal o cual organización, sino por la pasión por regar serenamente lo que otros verán florecer. (las generaciones venideras) Esto es proceso de cambios, no proceso de espacios de poder e inmediatismo. Tiene que darse un cambio de corazón que haga evidente el amor mas que el dinero.  Tien que haber algo mas importante que es la vida que frene la locura del oro negro y la sobre población de automotores que no son respuesta al derecho al libre tránsito ni a la movilidad. "¡Que lindas son las ciudades llenas de espcios que conectan, relacionan, favorecen el reconocimiento del otro!", escribe en  Laudato Si.

Al Papa le incomoda abiertamente la distancia con el pueblo y la intermediación. Francisco ha movilizado el amor, la alegría y la fe de mas de 4 millones de ciudadanos y ciudadanas en  El Alto, La Plaza Murillo de la ciudad de La Paz, el parque lineal, (conocido como Cambódromo), el Cristo Redentor, la feria exposición, el Colegio Don Bosco, la cárcel de Palmasola en la ciudad de Santa Cruz.

Su llamado a actuar  frente a problemas globales y glocales sociales, económicos, medio ambientales se constituye en denuncia, advertencia  e invitación  a cambiar el sistema  con urgencia;  es una excepcional apuesta política sin cálculos que lo convierte en promotor de una ecología integral, mas allá de su iglesia y dentro de ella. No solo es escuchado y aplaudido por católicos sino también por quienes profesan otras religiones y  por ateos y él lo sabe, por eso ha pedido a los los que no rezan "que me manden buena onda".

Tanto  la iglesia católica como los gobiernos de países que el Papa ha visitado deben tomar en cuenta que el avivamiento de la fe en millones de personas a partir de Francisco se constituye en el renacimiento de otra fuerza popular mundial que estaba agotada y que hoy  empujará decididamente la "encíclica Verde"  la "ecología integral", "las tres T" y otros mensajes de profundo contenido político humanístico. Esta es una hoja de ruta que el Papa está sembrando en el mundo. Hecha por el piso ese uso sostenible "light" y afirma que el "uso sostenible" de cada eco sistema, de cada fuente natural debe considerar la capacidad de regeneración para un manejo responsable. Cada país está llamado a legislar sobre cuentas ambientales (Lo han demandado tambien los movimientos populares mundiales); mucho más si impulsa el derecho al agua como derecho humano universal y olvida que el bosque es parte vital del círculo hidrológico.

 El papa hace útil la fe y expresa que esta es revolucionaria, que da vuelta, que cambia; es decir que desafía a acabar con la tiranía del ídolo dinero. Cuando propone una economía al servicio de los pueblos deja claro que la máxima producción no podrá resolver problemas sociales y por eso hace hincapié en el capítulo "Ecología integral" del Laudato Si que integra al medio ambiente, la economía, la cultura y la vida cotidiana como un todo íntimamente ligado.  

Las niñas y los niños, los ancianos, los jóvenes, los descartados, la tarea defender la madre tierra, "la casa común que está siendo saqueada" han sido asuntos centrales en sus mensajes a Bolivia y desde Bolivia.  "Por favor cuiden a la madre tierra, la casa Común", y también les recomendó cuidar la unidad de la patria grande a quienes llamó con gran cariño, los "poetas sociales", los movimientos populares.

El Papa ha tocado los valores de lo verdadero, lo bello, lo bueno y la necesidad de que se desarrollen junto a la la transparencia institucional, la cohesión social y la necesidad de una sociedad que valora y admira a sus mayores  que constituyen una cultura memoriosa y que hoy son descartados. Ningún niño sin infancia, ningún anciano sin una honorable vejez, ningún pobre sin las 3 T: Tierra, trabajo y techo.




La similitud de las propuestas del Papa Francisco con la de los movimientos sociales mundiales quienes le entregaron una carta de 19 puntos, son notables. Citamos algunos:  1. Lo social y lo ambiental son dos caras de la misma moneda, 2. Superar el modelo donde el mercado y el dinero son el eje del regulador, 3. No queremos explotar a otros, ni a la madre tierra,  ni ser explotados, 4. no queremos excluir ni ser excluidos, 5. Se debe profundizar el proceso de cambio, 6. Vivir bien en armonía con la madre tierra promoviendo la ecología integral, 7. Leyes ambientales en todos los países, leyes que terminen con la destrucción de la tierra y que cumplan todos. 8. Proteger los pueblos indígenas, sus conocimientos y sus territorios, 9. La restitución de sistemas laborales desmantelados por el capitalismo, 10. Eliminar la  trata de jóvenes trata de niñas y niños, 11. Desarrollar la economía social comunitaria, 12. Vivienda, reforma agraria con ecología integral, 13. Contra el agro negocio que destruye ríos y bosques, 14. Rechazan al imperialismo y transgénicos y 15. Garantizan la paz y la pluralidad.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma quien se ha declarado católico de base en muchas ocasiones, ha cedido de muy buena gana su espacio protagónico al  Papa y esta es una alta nota para él que se mantuvo en segundo plano durante su estadía. Sin embargo quienes definieron la estrategia mediática destacaron una y otra vez, aburridora y socarronamente los logros del cambio cuando la población entera estaba atenta al cambio de corazón que proponía el Papa para que el cambio sea posible.

No necesitaba Bolivia difundir tanta parafernalia y menos del Presidente porque el Papa no ha ocultado su simpatía hacia él. A veces da la sensación que es la oposición la que plantea estrategias tan desacertadas. El presidente tuvo en la visita del Papa una sola  intervención de 30 minutos en el encuentro mundial de movimientos populares; los cuales aprovechó para narrar la historia del proceso constituyente y lo refundación del nuevo Estado Plurinacional. Destacó los grandes avances pero omitió los grandes retrocesos en temas ambientales, de corrupción y tráfico de poder: Si hubiese señalado los defectos, no solo las virtudes, su discurso hubiese empalmado con el del Papa quien no ocultó su admiración por la Nueva constitución, por el proceso de cambios, por la Patria grande pero tampoco sus temores respecto a procesos que se truncan por ambiciones individualistas.

Y el mar? Papa ha reflexionado sobre la unión de los pueblos en el camino de la paz y la justicia. El entendimiento es fundamental para la paz y no es la retórica, son las acciones con logros como el histórico entendimiento entre Cuba y Estados Unidos, una prueba clara de su capacidad negociadora.  "Dialogo, es indispensable" le ha dicho a Chile y Bolivia luego de expresar "Estoy pensando en el mar". Construir puentes en vez de levantar muros. Todos los temas por mas espinosos que sean tienen soluciones compartidas, equitativas y duraderas". 





 "Interacción no es sinónimo de imposición", manifestó; algo que en tiempos de corporativismo, partidismo y todos los ismos se ha hecho una práctica nefasta de incondicionalidad  al capital y al abuso institucional. "El nuevo colonialismo adopta diversas fachadas, medidas de austeridad que siempre ajustan el cinturon de los pobres, las politicas asistencialistas deben ser coyunturales. Las necesidades de los pueblos no se limitan al consumo. "Vivir bien no es lo mismo que pasarla bien".

Total, el Papa Francisco se fue de Bolivia cargado de millones de corazones y de satisfacción por semejante audiencia atenta a su evangelio de alegría. "Recen por favor por mí" fue siempre el final de todas sus intervenciones y lo hemos hecho porque derramó tanta esperanza en la humanidad justa y necesita seguirlo haciendo para que recordemos nuestro existencialismo periférico y bajemos del endiosamiento terrible que nos somete a algo estremecedor que sucede a diario: Una tercera guerra mundial en cuotas, depredando, asesinando, encarcelando, abusando, excluyendo...