miércoles, 7 de enero de 2015

Tiene Tinta mi Tintero: El MAS

El MAS

Betty Tejada Soruco

La CPE  de Bolivia establece que los candidatos a cargos públicos a ser electos son postulados por organizaciones indígenas, agrupaciones ciudadanas y partidos politicos mediante elecciones democráticas internas que debieran ser fiscalizadas por el Órgano Electoral. Si el TSE hubiese efectuado una adecuada evaluación ex-ante de estos procesos internos, habría evitado el problema mayusculo generado con su circular 071 ex-post procesos internos. 



  Este proceso democrático interno posibilita que se ratifiquen y/o afloren liderazgos natos, meritorios, legítimos aunque también hay otros “liderazgos” de membrete impuestos que mas restan que suman. Pero muestran también fotografías interesantes que son las que en realidad deben llamar la atención.

El MAS es un instrumento constitucional formal compuesto por confederaciones que a su vez tienen sus objetivos, fines y principios, sus formas de constitución, participación y elección. Así es que en escenarios nacionales, departamentales y municipales, la representación de organizaciones es gigantesca: campesinos,indígenas, interculturales, bartolina Sisa, Juana Azurduy, COB y todos sus sectores afiliados. Y la representación partidaria MAS (Ejecutivos departamentales, municipales, urbanos, comunales) es otro gran escenario. Todo este aparato se moviliza en un proceso interno eleccionario y presenta también problemas en esa proporción.

El MAS es una forma y fuerza partidaria confederada inusual que logra concertar intereses dispersos y plurales  y cohesionarlos en torno a su bandera: La revolución del siglo XXI; proyecto politico de importancia gravitante global y glocal. El liderazgo de Evo Morales Ayma en el proyecto de cambio es mas que fundamental e imprescindible.

Así es que la primera conclusion debe ser que el MAS tiene un proyecto político que ha madurado y crecido en tiempo record por la extraordinaria legitimidad y apoyo que lo ha llevado a gobernar en 3 periodos teniendo que adecuar su dinámica interna también al reto de dirigir un país.

No es extraño entonces que en toda elección interna del MAS surjan conflictos de poder y debates y demandas de crítica y autocrítica porque este es un partido en movimiento. El único partido que ha presentado candidaturas completas en los 339 municipios del país.

 Hoy por hoy se discute si el MAS mantiene su postura socialista radical o ha realizado un tránsito a centro izquierda o se ha derechizado. Muchos fundadores critican a una cúpula que le miente al presidente y al país, la incorporación de sectores o personas de ultra derecha que han distorsionado la revolución y algunas políticas de Estado que van contra corriente. Son críticas externas y autocríticas favorables porque  que el partido que no vive y se mueve junto a las dinámicas sociales, se envejece y paraliza. Y el partido que no debate, languidece.

Para evitar que un problema normal derive en crisis partidaria; antes y después de procesos eleccionarios internos es necesario desarrollar estas miradas y formar liderazgos acordes a los retos; no forzar liderazgos resistidos porque hasta necesitan mentir de manera permanente que "es linea del presidente", incapaces de sostener por si mismos una postura.

Las dirigencias electas democráticamente deben ser respetadas pero a la vez obligadas a tener la estatura del proyecto politico y esto no necesariamente pasa por una formación académica porque hay profesionales con un analfabetismo social extrema. ¿Un alcalde o concejal no son autoridades importantes para la vida de los ciudadanos de un municipio? Y los problemas develados gracias a esa concejalia son un alto punto político de alerta. ¿Qué proyecto parlamentario tiene el MAS para los parlamentos subnacionales? ¿por qué en Santa Cruz no hubo este debate abierto?. Una explicación puede ser el calendario electoral que no ha permitido espacios mas amplios, pero otra es la de una dirigencia intermedia de luz baja.

Cuando “aparecen” dirigentes por sobre las estructuras formales además con aparato y medios porque son autoridades o funcionarios públicos públicos y usan su espacio en función a sus intereses personales; son mas problema que solución. Nadie debiera tener cargo público el tiempo que tenga responsabilidad partidaria.

Evo Morales debe ser el líder “mas a la mano” para toda la militancia y se lo desaprovecha de manera irresponsable. Coincido con su crítica a la democracia excesiva interna cuando este es el único argumento para postular candidatos. Deben existir otros elementos. Un programa, una propuesta, un plan, una encuesta; no simplemente la meritocracia de “fundador” o “ me eligieron las bases”. Esta es una tarea de los dirigentes. Espacios para debatir la política pública, el interés ciudadano, el objetivo político, los derechos colectivos y en esto el MAS no restringe. El año redondo la militancia está en foros y seminaries y ampliados y congresos. Hay que revisar los contenidos.

En toda organización compuesta por humanos no por angeles ni arcángeles; hay intriga, rumor, mentira, corrupción, tráfico de influencias, purgatorio, cielo, infierno y un mundo de intereses creados. Lo que pasa es que el poder pone al hombre ordinario frente a una tentación extraordinaria: El abuso del poder. La todologia dirigencial; el que siendo ejecutivo de una organización o espacio territorial, quiera ser además candidato, miembro de la comisión electoral, política, tocar la corneta y el tambor y de paso ser electo y meter su "empresita". es la "pulpología política" .
 Maquiavelo conocedor de la naturaleza humana escribió con absoluto pragmatismo; “el poder no tiene ética ni moral” y aquí está el problema de la humanidad, no solo del MAS. ¿Cómo poder idear un mecanismo que propicie una democracia donde sí haya ética y moral y  ganen los mejores y ocupen espacios los mejores? ¿Quiénes son los mejores? ¿los que dicen serlo bañados en una egolatría meritocrática, generacional, sectorial, técnica intelectual que ya raya en la pedantería? ¿cuánta conciencia política ciudadana se ha generado via partidos politicos a la hora de elegir?. 

Esto también es parte del proceso y la construcción cotidiana y permanente del partido mas grande en la historia de Bolivia que hay que cuidar mucho porque en su interior está Bolivia y una dirigencia que nunca tuvo partido pero a la vez una dirigencia que viene de las mas diversas corrientes partidarias a partir de la marcha por tierra y territorio, la guerra del agua, el proceso constituyente. En el MAS son pocos los “virgenes politicos”. Su interior aglutina a gente de izquierda, derecha, progresista, populista, “invitados” (que es mas o menos estar en el limbo), etc.

El MAS es un partido de multitudes que llegan a un punto de coincidencia en función a demandas colectivas fruto de necesidades comunes urgentes que atraviesan y cuestionan los sistemas basados en teorias eurocentristas; básicamente el neoliberal.

En el caso del MAS sus militantes (he conversado con muchos de ellos) no precisamente tienen un conocimiento de estas teorías eurocentristas; (izquierda, centro, derecha)  sino que están construyendo una ideología socialista nacional emergente de su exclusión, de su pobreza, de sus pérdidas y derrotas, hacia adelante. Sectores históricamente marginados; indígenas y campesinos (la raíz) a las que se suman clases medias urbanas, obreros que tienen una agenda común mas allá de adscripciones partidarias: Derecho a la vida digna y soberana, al agua, la alimentación, la salud y la educación, la energía, trabajo, democratización del capital. Deudas sociales, ambientales y económicas derivadas de un sistema neoliberal que quebró integralmente al mundo.

El MAS es una construcción política permanente que tiene en un lado la formalidad de  militacia inscritos y cuadros orgánicos en permanente movilización y en el otro el trabajo como gobierno para la suma de sectores no partidarios; pero militantes de una agenda boliviana 2025, la industrialización del país para generar excedentes, empleos y aprovechamiento de material prima, una banca que reduce intereses y crea créditos sociales, un sector agro-industrial que trabaja para la seguridad alimentaria. Estamos hablando entonces de un instrumento político de cien puertas y mas de cien si sus dirigentes intermedios tienen esa visión multifacética y no solo la Mirada en su ombligo.

Hacen 132 años que surgieron los partidos políticos en Bolivia y son instrumentos de mucha importancia para el destino de nuestro país. Por eso merecen atención y permanente crítica y autocrítica.

*Es militante del MAS




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.